Google+ Followers

28 de septiembre de 2010

COSAS DEL DESTINO




María del Pilar, nunca llegó a conocer un príncipe que la rescatara del profundo silencio que gritan  los sueños jamás contados. Resignada , pero felíz, el tiempo absorvió su bella figura, no antes de marcharse...me entregó todas las reliquias que delicadamente, confeccionó con sus manos de seda blaca y deditos de mariposas inquietas.