Google+ Followers

19 de octubre de 2012

PUEDES COMENTAR LAS ENTRADAS.

Si te agrada lo que estás viendo, si te trae un recuerdo, si te remonta a horas inolvidables, sería un premio para mí, leer tu comentario. 
No dudes que esto lleva horas y horas de trabajo, amor, dedicación, búsqueda...y siempre, siempre, pensando en ti. 
Gracias por comentar!

DULCE COMO VOS

Solo es memoria...hace más de 40 años que no he vuelto a saborear algo así. Te extraño abuela Poly! 

DETALLES Y AMOR

Horas esperando ver terminados un collar para usar con prendas negras y una peineta aferrada a los rizos dorados que se negaban a sostenerla. Beso corazones amorosos que asomaban de aquellas manos abnegadas. 

DELICADO DELICADO

Perchas rellenas con florcitas de lavandas. Ideas de la tía soltera; pero luego...infaltables en cada casa de la familia. Aun hoy, las seguimos haciendo aromatizando placares y prendas. Puede ser más delicado?

UN BUEN BAÑO Y A PASEAR

Le decían "tina" cuando eran de madera...luego nos fuimos modernizando y allí el regocijo de la espuma, las esponjas vegetales, pétalos de rosas, toallas bordadas y luego...a pasear luciendo la ternura de una puntilla hecha a mano. 

COLECCIÓN DE TIJERAS

Un poco más para la costura, otro poco para la pinza y con delicadeza ojal por ojal. Cuanta historia guardada entre sus picos, cómplices de la inspiración de mamá y la abuela. Hoy estreno vestido de percal. 

16 de octubre de 2012

OH AYER!

En cada rincón de mi casa, hay un suspiro de nostalgia, una historia rescatada, un secreto de amor y juventud. 
Oh ayer! no te dejaré ir...

LA CASA DE LA ABUELA (1)


Mesitas recicladas, mi viejo balde de juntar bellotas, los juguetes de mis hijas y aquellos manteles de hilo bordados en azul, calados, con puntillas, impecables como la memoria que se resiste a olvidar. Ahora, son míos! 

CANDELABROS

Cuando nacía un bebé en la familia, de noche, con la puerta entreabierta de mi dormitorio, me despertaba el llanto del recién nacido, me incorporaba de la cama para ver pasar las movedizas flamas de los candelabros, agigantando sombras, luces y murmullos. Suspiraba y continuaba mi sueño. 

LOS PERFUMES DE LAS TÍAS

Siempre estaban vacíos, pero nunca dejaban de guardar el aroma de los jazmines en primavera, las rosas del invierno,  las lavandas y mi inocencia al abrirlos, cada vez que los encontraba.  

EN LA CASA DE LA ABUELA (2)


Ahí quedaron los recuerdos,  como testigos silentes de una época donde regreso en sueños y subo al cielo en mi bicicleta a saludar a los que tanto amé. 

EN LA CASA DE LA ABUELA (3)

En la casa de la abuela, todo sabía diferente. Sobre una carpeta tejida al crochet, podía detenerme entre los hilos tan blancos como sus sienes y endulzar la tarde con simples alfajores, que decoraba con azúcar saborizados con limón. Eso fue hace tanto tiempo....

PASEO Y ESPERA

De noche mis galas, sobria, aguardo el beso prometido a la hora de los paseos. La primavera nocturna, deja sobre mis labios, el sabor de una flor silvestre. 

UN TÉ A SOLAS

La hora del té, tus manos tan suaves y finas como la porcelana que besan tus labios. 

HECHO A MANO



Con paciencia, manos dulces, la frente inclinada, punto a punto y muchas ilusiones. La coquetería entiende de estas cosas...