Google+ Followers

21 de noviembre de 2012

LA LUZ DEL INGENIO



De niña pelaba las hojas hasta dejar los filamentos intactos. Horas sentada al lado de mi madre, mientras ella le devolvía la vida y el esplendor a pequeños objetos destinados a desaparecer. Algunos llegaban a ser un buen regalo para navidad...