Google+ Followers

5 de enero de 2012

MANOS


Solo había que tener las manos dulces y frescas como una rosa...Entonces, todo se transformaba en magia...hasta lo más cotidiano.